POL
222260 Histor
+0

[Crónica] De Norita, levas, tensiones y ferias

[b]Batalla de Norita[/b]

El ejército real, junto con las tropas aportadas por el duque de Bahía y el conde de Río, llegaron a la Marca de Norita, una jurisdicción creada para reforzar la frontera norte del Reino pero que, hasta ahora, se encontraba en una franca indefensión utilizada por los bárbaros de las Tierras del Norte para saquear y atacar las villas de la región.

Las tropas polesas se enfrentaron durante horas en campo abierto al ejército de los otobenios, liderado por su caudillo Hunter. A pesar de la sangría, especialmente entre los bárbaros, la lucha continuó hasta que Hunter fue alcanzado. Ya malherido, ordenó la retirada al campamento donde murió poco después. Sus soldados hicieron una pira funeraria donde fue incinerado su cuerpo.

La victoria supone todo un triunfo para las huestes polesas y refuerza el poder del Rey Onii Chan II sobre la nobleza y sus súbditos. Por otro lado, aunque la derrota bárbara supondrá el cese de las incursiones en Norita, la muerte de su Caudillo no será pasada por alto y los otobenios querrán vengarse. No obstante, la fragmentación de los bárbaros en decenas de pueblos y naciones con características e intereses contrapuestos garantiza, por el momento, que en cualquier batalla las tropas polesas se impondrán.

[b]Malestar popular por las levas[/b]

Frente a la felicidad rebosante entre la nobleza por la victoria en Norita, existe cierto malestar entre los sectores del campesinado y de los estratos sociales urbanos más humildes. Y es que, para poder armar tan magno ejército, muchos nobles organizaron levas extraordinarias que afectaban a todos los hombres de entre 16 y 60 años. A parte del riesgo que siempre implica la guerra, pues muchos perdieron la vida o sufrieron graves heridas en la batalla, los hombres de armas son, en tiempo de paz, quienes trabajan la tierra, por lo que mientras estén en la guerra no producirán los recursos básicos. A esto cabe añadir que la pasión guerrera que despertaron las noticias sobre Norita en algunos nobles hizo que destinaran a la batalla un número demasiado alto de tropas, poniendo en riego la cosecha del próximo año.

[b]Tensiones religiosas en algunas ciudades[/b]

A raíz del destierro de un sacerdote trideidario de la Baronía de Altocampo y de las reacciones posteriores de las cabezas visibles del poder espiritual, han aumentado las tensiones entre las comunidades trideidarias y kidemonitas. Algunas autoridades han ordenado controlar las actividades de las iglesias kidemonitas así como vigilar de forma individualizada a sus miembros, lo que ha sido percibido por muchos como el inicio de una persecución religiosa. Asimismo, en varios mercados ya se oyen voces que piden no comprar a los tenderos kidemonitas.

La situación es diferente en Altocampo. Allí, ante la conocida profesión de fe del barón, los trideidarios están alejados del poder mientras que en las últimas semanas ha aumentado la llegada de nuevos pobladores kidemonistas procedentes de villas y ciudades de otros territorios.

[b]Mercaderes recurren al Rey[/b]

El Gremio de Mercaderes de la Ciudad Libre se sumó a las celebraciones acontecidas en la ciudad con motivo de la coronación de Onii Chan II. A continuación, solicitaron una Audiencia Real ya que desean trasladar al monarca algunos asuntos acontecidos durante el interregno.

En primer lugar, reclaman protección para el ejercicio de su actividad, pues en algunos territorios la nobleza bloquea la actividad comercial de los colegiados como en la Baronía de Isla. En segundo lugar, desean denunciar que la villa de Riolargo, en Altocampo, ha anunciado un mercado que, en realidad, es una feria y que tendrá lugar unas pocas semanas antes de la Feria Mayor de la Ciudad Libre. Recuerdan que solo mediante Privilegio Real puede celebrase una feria y que la dicha villa ha pretendido soslayarlo.

 1      Orden: Fecha | Votos 2 mensajes en este hilo creado hace .
221993 Chiribito
+0

#A fin de rebajar las tensiones originadas por las violentas acciones de los kidemonistas contra los trideidarios y uno de sus cigüeños en la Baronía de Altocampo, y queriendo buscar la pacificación interna del reino, sobre todo en este tiempo en que la amenaza externa de los bárbaros requiere una mayor unidad, el sumo pontífice y Cigüeño Mayor de la Trideidad publicó su encíclica Sequantur Trideidarium, sobre lo que implica seguir a la Trideidad a la luz de la Sagrada Teología.

[quote]La maravillosa realidad de la Trideidad llena la vida y la existencia de todos cuantos se acogen a Ella.

Son sus atributos la eternidad (ST 1,1), el amor, (ST 1,3), el poder creador, ST (1,3), la vida, (ST 1,4), la guía y cuidado (ST 1,7), la luz, (ST 1,8-9).

Acogerse a la Trideidad nos aporta vida eterna por su gracia (ST 2,1), pero este acogimiento implica el seguimiento de sus justos mandatos: amar a la Trideidad (ST 2, 2) correspondiendo a su eterno amor hacia nosotros; apreciar la vida (ST 2,3), la nuestra y la de los demás, pues esta no nos pertenece, sino que es un don y regalo que recibimos de la Trideidad; usar nuestra lengua para el bien (ST 2,4) pues la palabra tiene mucha fuerza y según la usemos así será el bien o el mal que con ella causemos a los demás y a nosotros mismos; del mismo modo, también nuestras obras deben dirigirse al bien (ST 2,5), el nuestro y el de los demás, pues estas palabras y estas obras que hacemos, buenas y malas, no quedan sin su justa recompensa o castigo, pues la misma Trideidad juzga y corrige nuestras acciones (ST 2,6), en definitiva, por nuestro bien y por el de los demás somos llamados a hablar y obrar el bien, por nuestro propio bien y el de los demás (ST 2, 7-9), pues nuestras mismas palabras y actos serán la escala por la que se nos juzgue.

Estos mandatos, lejos de ser una pesada carga o una temible imposición, son liberadores y promovedores de gran alegría en nuestras vidas, pues ellos contienen el secreto y la fuente de la felicidad. Hacer el bien a los demás tiene como respuesta recibir el bien de los demás. En definitiva, seguir a la Trideidad es optar por una vida dichosa y feliz (ST 2, 10), mientras que lo contrario es sumirse en una infelicidad agobiante y una existencia vacía que no se llena con nada.

Que la Trideidad nos de la gracia de seguirla y hallar la felicidad que tanto ansiamos. Y como dice el salmo tercero, busquemos siempre el consenso, la armonía y el bien común (ST 3,3).

[quote]3- El bien y el mal

Para todos creaste el mundo.
Que lo vivamos con felicidad es tu voluntad.
Más del inframundo
Nacen los deseos de desigualdad.
Ser más que los demás;
Pisar al otro;
Que se haga mi voluntad;
Imponer mi voto.
Nuestra felicidad no puede ser nuestra voluntad.
Nuestra tristeza nace de nuestra desigualdad.
Consenso y armonía debe ser nuestro lema.
Pensar en el bien de todos, nuestro emblema.[/quote][/quote]

http://pol.virtualpol.com/doc/enciclica-sequantur-trideidarium-seguimiento-de-la-trideidad

@Histor
@Trideidrios de bien
@Todo el mundo

200430 Onii_Chan
+0

#Bando de su Majestad Onii_Chan II

Entendiendo el posible malestar del campesinado y pequeños comerciantes que, han tenido que entregar parte de la cosecha y centenares de artículos necesarios para el desarrollo de la última campaña militar en Norita el Soberano de POL Decreta.

Todos los Impuestos reales a la agricultura y comercio de Barrio quedan eximidos durante un año.

El resto de impuestos reales se reducen a la mitad durante el mismo periodo de tiempo.

Onii_Chan II Rey de POL

 1 

Para poder participar en esta conversacion has de registrar tu ciudadano

Más hilos

Premio a la Actividad - Semana del 19 de octubre, Compro por 100 monedas vuestro voto en la asamblea , Abierto plazo de afiliación a pldp, [Consultorio amor] Te doy 5 monedas si..., ¡Felicidades poleses!, Dunkelzahn y Zokaar tienen raíces almerienses, [Miramar] Un hijo ilegítimo del Duque aparece en palacio, El voto útil, Contrato de Cuenta Corriente entre Banco L y Kendel, Propuestas ciudadanas,